Instalación de suelo radiante

Una de las opciones más modernas para la obtención de calefacción es el suelo radiante. En este caso, se utilizan los paramentos del inmueble (especialmente el suelo) como irradiadores de calor. Dado que se trata de amplias superficies, la temperatura con que se dota al paramento no debe ser mucha, obteniéndose así magníficos resultados.

Existen diferentes tipos de suelo radiante, de los que nuestros especialistas en Santiago de Compostela realizan instalación y mantenimiento. Principalmente son utilizados los sistemas de agua caliente (con un mecanismo de funcionamiento muy parecido a las tradicionales calderas, pero que utiliza el suelo de emisor), y los sistemas eléctricos, que dotan de resistencias a los paramentos para que estos proyecten el poder calorífico hacia arriba.

Conozca con nuestros profesionales las ventajas de este sistema para conseguir calefacción en empresas y hogares.


AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información