Rehabilitación de tuberías
Cuando las redes de tuberías fallan, nada mejor que procurar una correcta rehabilitación a través de personal especializado. Por un precio económico, los usuarios podrán optar a rehabilitación de tuberías mediante los más modernos métodos. Uno de ellos es la detección de los problemas a distancia... detecciones que se realizan sirviéndose de aparatos de nueva tecnología, como son los correladores, las cámaras de TV y otros.

Las tuberías pueden verse afectadas por múltiples contingencias... una de ellas la presencia de fisuras o roturas en las tuberías. Es de gran importancia que estas fugas sean localizadas cuanto antes. Todo tipo de pérdida de agua, resulta negativa para el medio ambiente, para la economía de los usuarios y, también, para los paramentos u otras instalaciones de los inmuebles. Uno de los aparatos que son más utilizados para detectar fugas, son los correladores. Se trata de dispositivos de última tecnología que, fácilmente y en poco tiempo, localizan el lugar exacto de la fuga, para después realizar los actos oportunos. Se suelen emplear camisas de fibras especiales para aislar las conducciones con fisuras, pero si las roturas son demasiado extensas, es preferible un cambio de tramos o una sustitución generalizada de las redes.

La rehabilitación de tuberías sin zanja es otra de las opciones ofrecidas por los especialistas en fontanería. En este caso, son acciones que requieren robótica especial, como la que ofrecen las cámaras de TV, packers y otros aparatos de última generación. Los especialistas llevan a cabo los trabajos sirviéndose de packers, que son dispositivos cilíndricos que, controlados a distancia, llegan hasta las zonas de las tuberías previamente determinadas para sellar camisas de fibra de vidrio mediante resinas.

La rehabilitación de tuberías suele ser de gran importancia en inmuebles antiguos, en los que los inquilinos se verán libres de toda clase de humedades, goteras y otras desagradables incidencias consecuencia del mal estado de las redes.
Uso de la sosa cáustica para desatascar
Como muchos otros productos para desatascar, la sosa cáustica deberá ser manejada en las cantidades adecuadas y siguiendo los pasos pertinentes. Esto es más importante con este producto que con otros, ya que nos hallamos ante un abrasivo químico que podría resultar peligroso de llegar a contactar con el cuerpo.

El uso de la sosa cáustica para desatascar, deberá darse mediante una adecuada protección, que consistirá en protegerse con guantes y con ropa adecuada, la cual debe ser lo bastante resistente como para aguantar las salpicaduras posibles que se produzcan. También es importante actuar con el sumidero seco. No se debe echar directamente la sosa, sino hacerlo en elementos secos para luego añadir el agua caliente.

Así pues, una vez se esté bien protegido, se procederá al desatasco en un cuarto ventilado y sin personas irresponsables o niños cerca. Se verterá en primer lugar la sosa cáustica, una medida de una tacita aproximadamente. Tras este producto, se verterá uno o dos vasos de agua muy caliente. La acción de echar el agua debe darse lentamente, poco a poco, de manera que no se produzcan salpicaduras y el agua vaya uniéndose paulatinamente a la sosa cáustica.
La combinación entre ambos elementos será esencial para conseguir un desatasco efectivo, pues se atacarán los tapones de restos orgánicos. Es necesario que la mezcla cumpla con su función durante por lo menos un cuarto de hora. Pasado este lapso de tiempo, las incrustaciones habrán sido reblandecidas y podrán desprenderse cuando se abra el grifo. Si bien el método de la sosa cáustica para desatascar es de los más eficaces, puede que los usuarios requieran la acción de profesionales de las redes de agua. En este caso, los usuarios disfrutarán de agua a presión y de métodos avanzados para lograr la limpieza de las tuberías y la desaparición de atascos y malos olores.
Consejos para evitar mal olor en el fregadero
Los usuarios pueden hallarse ante gran número de problemas en sus redes de agua. Uno de los comunes es la presencia de malos olores en las tuberías, hedores que ascienden por estas hasta los sumideros, expandiéndose en casos por todo el inmueble. Los grupos de especialista también le proponen consejos para evitar el mal olor en el fregadero. Se trata esta de una de las instalaciones más susceptibles de provocar atascos y olores, ya que se utiliza mucho y no siempre bien. Los inquilinos y usuarios de establecimientos comerciales, han de saber que nunca ha de arrojarse aceite por el sumidero de los fregaderos. Los restos de las sartenes habrán de echarse en frascos para luego depositarse en puntos limpios. Echar el aceite por el sumidero del fregadero es como echar un pegamento al cual se irán adhiriendo los residuos que caigan.

Nunca hay que tirar comida, así como residuos plásticos y de otros materiales que no sean biodegradables. Lo que sí puede verterse es café, y más concretamente sus posos, pues este producto actuará en beneficio de las cañerías. El residuo del café tiene la propiedad de arrancar la suciedad de las tuberías, y es especialmente válido como procedimiento preventivo.

Pero como es lógico, existen a veces obturaciones muy complejas, densas y que deben ser enfrentadas a través de otras técnicas. Por ejemplo, puede utilizarse una combinación de agua, levadura química, vinagre y sal en nuestro propio beneficio. Se trata de una técnica algo más compleja que la anterior, pero que proporcionará resultados con atascos y malos olores más persistentes. Para realizarla, nos serviremos de:
  • Levadura química.
  • Agua caliente con sal.
  • Vinagre.
La clave está en la unión del ácido acético del vinagre con la levadura. Se echará primero la levadura (medio vaso aprox.) en el sumidero exento de humedad, para después echar medio vaso de vinagre, y, esperando 20 minutos, unos 3 l de agua muy caliente y salada.
Limpiar las tuberías del hogar
Los hogares pueden sufrir problemas por un mal estado de sus redes de agua. Uno de los problemas más comunes son los atascos, que también pueden ir acompañados de malos olores u otras incidencias desagradables. Son muchas las razones por las que las cañerías se ven negativamente afectadas. Una de ellas es la deficiente utilización por parte de los inquilinos, quienes en muchas ocasiones vierten productos no apropiados por los sumideros o incluso por los huecos de los WC, productos como toallitas higiénicas y otros productos que no se degradan con el agua.

Usted puede limpiar las tuberías de su hogar a través de métodos muy sencillos y para los cuales se precisan productos que son muy fáciles de encontrar. Las limpiezas en las tuberías se realizan a través de instalaciones vinculadas a ellas, instalaciones como fregaderos, lavabos, bidés... Los usuarios han de realizar los trabajos de limpieza de tuberías en estas instalaciones, y nunca sobre los propios elementos; las tuberías no deben ser intervenidas directamente, ni se debe tratar de acceder a ellas.

Los trabajos se realizan en seco, utilizando para ello las instalaciones a las que dan servicio dichas tuberías. Hay que realizar una mezcla con bicarbonato, agua caliente con sal y vinagre en la propia instalación, sobre el sumidero en seco. Hay que proceder echando medio vaso de bicarbonato sumidero abajo, producto que servirá para desatascar una vez se le añada medio vaso de vinagre. La asociación de los dos productos ha de permanecer durante al menos 15 minutos, después de lo cual se echará agua hirviendo con sal... una buena cantidad de ella: unos 4 litros. Con el agua salada hirviendo, los restos se arrastran tuberías abajo, y se limpian los conductos de las sustancias oleosas que actúan de pegamento con todos los desperdicios que van cayendo por el sumidero.
Desatasco del lavabo con bicarbonato y vinagre
Los lavabos, fregaderos y pilas son instalaciones especialmente sensibles a los atascos. Muchas veces, los usuarios no tienen el cuidado que debieran y arrojan por los sumideros toda clase de desperdicios. Uno de los problemas más frecuentes es la presencia de aceite en las tuberías. El aceite forma una película a la que se van adhiriendo los residuos que van cayendo por el sumidero. Por eso es importante insistir en que no hay que echar aceite por el sumidero, ni restos de comida, papel o cualquier otro producto que pueda atascar los conductos.

En el caso de que el usuario sufra un atasco en sus instalaciones, puede intentar resolverlo él mismo, pero para que esto sea factible el atasco no solo debe ser leve, sino también estar localizado en zonas de fácil acceso, por ejemplo en conductos cercanos al sumidero. En el presente artículo proporcionaremos información sobre cómo se efectúa un desatasco del lavabo con bicarbonato y vinagre. Es un método sencillo y para el cual no se requieren materiales especiales, sino productos que pueden hallarse en cualquier hogar.

Para empezar, dejaremos al fuego una olla llena de agua con sal. Entonces prepararemos la mezcla del bicarbonato y el vinagre, que habrá de hacerse de la siguiente manera: en un vaso, hasta la mitad, se vierte bicarbonato (sin combinar con agua ni otros líquidos). En otro vaso y también hasta la mitad, se echa vinagre. El primer paso que hay que dar es echar el bicarbonato por el sumidero. Este ha de estar libre de agua y totalmente seco. Entonces se echará el medio vaso de vinagre, asociándose con el bicarbonato y produciendo una típica reacción. Deberemos dejar la mezcla a lo largo de unos 20 minutos, para después echar los litros de agua hirviendo con sal. El agua caliente salada ayudará a ultimar el desatasco.
Empresas de pocería
Los equipos dedicados a la mejora de las redes de agua, disponen de gran número de aparatos para llevar a cabo los trabajos en el mínimo tiempo y con las máximas garantías. Empresas de pocería especializadas le asisten para realizar gran número de trabajos en redes hidráulicas, tareas tanto de mantenimiento como urgentes.

Entre las tareas urgentes que proporciona una empresa de pocería, destaca el achique de agua, una labor que debe facilitarse cuando las inundaciones han causado estragos en instalaciones de todo tipo. Es especialmente importante la intervención de las bombas extractoras cuando las inundaciones pueden afectar instalaciones sensibles, como instalaciones eléctricas o estructuras costosas (madera de calidad y otros materiales). También es problemático que las filtraciones afecten a los pisos inferiores, pudiendo producirse incidencias costosas y que deben resolverse mediante obras.

Otro de los trabajos propios de las empresas de pocería, son los desatascos con agua a presión. Así como los camiones cuba contienen bombas de extracción, también incorporan impulsores de agua a presión que son vinculados a cañas especiales. El agua a presión logra desprenderse de todo tipo de atascos, pero también de incrustaciones de óxido o cal, y también de restos de detergentes. Cuando los atascos y los problemas no son fáciles de identificar o localizar, intervienen los instrumentos de detección como los correladores o las cámaras de TV.

Los poceros especialistas también atienden cualquier solicitud relacionada con problemas en las redes de alcantarillado. En las alcantarillas se realizan múltiples trabajos, desde desatascos hasta limpieza en profundidad con agua a presión. Una de las mejores maneras de enfrentarse a los atascos en alcantarillas y arquetas es mediante el agua a presión. Este método también sirve para mejorar, reparar, limpiar y rehabilitar cualquier componente perteneciente a la red de bajantes, una de las más importantes para que los edificios conserven el mejor estado.
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información